Gioconda San Blas - Venezuela 

Nacida en Caracas, Venezuela, y continúa trabajando allí

Licenciada en Química de la Universidad Central de Venezuela, Caracas; Ph.D.  en Bioquímica (en la Heriot-Watt University, Edinburgh; Scotland, UK); Investigadora Titular Emérita, Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, Caracas, Venezuela.

A partir de enero de 2011, Directora de Ciencia y Tecnología de la Gobernación del Estado Miranda, Venezuela.

Área: Bioquímica y Biología Molecular de hongos patógenos para humanos, principalmente Paracoccidioides brasiliensis, agente causal de la micosis sistémica más frecuente en América Latina, sobre todo Brasil, Colombia y Venezuela.

Resultados y éxitos en la ciencia de los cuales esta mas orgullosa:

(1) postular al α-1,3-glucán de la pared celular como un factor de virulencia del hongo, tesis que aunque controversial en su momento, fue luego también comprobada en otros dos importantes patógenos (Histoplasma capsulatum y Blastomyces dermatitidis), como uno de mis principales aportes, en esa etapa de mi carrera científica, al conocimiento de los mecanismos de patogenicidad de hongos patógenos;

(2) genes involucrados en el dimorfismo y la virulencia (en colaboración con el Dr. Gustavo Niño Vega): gen de la ornitina decarboxilasa (con CINVESTAV, México, Dr. J. Ruiz Herrera); genes de quitina sintasa (con la Universidad de Aberdeen, UK, Prof. N. Gow); otros genes como Rho, alfa-glucan sintasa, alfa-glucanasa; estos trabajos relativos al control de la síntesis de paredes celulares ayudan en la comprensión del fenómeno dimórfico asociado a la patogenicidad, así como abren caminos para la búsqueda de nuevos antibióticos específicos;

(3) identificación geográfica molecular de cepas de P. brasiliensis, relevante a la interpretación de la clínica de esta micosis;

(4) filogenia molecular de P. brasiliensis (en colaboración con los Dres. Juan McEwen y Angela Restrepo, Corporación para Investigaciones Biológicas, Medellín, Colombia; y Dra. Maria Sueli Felipe, Universidad de Brasilia, Brasil), estos trabajos recientes nos permitieron aportar conocimientos sobre la especiación del género Paracoccidioides en otras especies además de Paracoccidioides brasiliensis y la postulación de una nueva especie, Paracoccidioides lutzii; este hallazgo podrá ayudar a interpretar las diferentes patologías encontradas en la paracoccidioidomicosis;

(5) genoma de P. brasiliensis y P. lutzii (dentro de un programa de colaboración internacional con el Broad Institute, MIT, Harvard, USA), sus resultados abren muchas puertas para el mejor conocimiento de este patógeno y para el diseño de nuevas drogas antifúngicas, entre otras aplicaciones;

(6) una sonda molecular para el diagnóstico temprano de la paracoccidioidomicosis [con UNESP, São Paulo, Brasil (Drs. R. Mendes y E. Bagagli) y Universidad de Carabobo (Dra. Rosa Olivero de Briceño)]; este trabajo nos llena de satisfacción porque es un aporte importante a la micología clínica, por cuanto el uso de esta metodología servirá para el inicio temprano de tratamiento y una pronta mejoría de los pacientes. Con estas líneas, hemos convertido al Laboratorio de Micología del IVIC (http://mycology.ivic.ve) en el laboratorio líder de Venezuela en materia de investigación básica y orientada en hongos patógenos.

Honores y premios recibidos:

Orden Andrés Bello (3a. clase, 1982; 1a. clase, 1996);

Orden Luisa Cáceres de Arismendi (clase única, 1996);

Académico Correspondiente Extranjero de la Academia de Ciencias Médicas de Córdoba, Argentina (1992);

Miembro Correspondiente Nacional de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (2001);

Individuo de Número de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (julio 2006), primera mujer en ocupar un sillón numerado en esta corporación, desde su creación en 1917; acto de incorporación: 24/01/07);

Miembro de la Academia de Ciencias de América Latina (2002);

Miembro Honorario de las siguientes Asociaciones y Sociedades científicas: Sociedad Mexicana de Micología Médica (2003), Asociación Latinoamericana de Micología (2005), Sociedad Venezolana de Microbiología (noviembre 2007), Mycological Society of the Americas (agosto 2008), Asociación Argentina de Microbiología (julio 2009); 

Cátedra Simón Bolívar 2006 (Sistema Venezolano de Promoción del Investigador);

Orden Hermanos Salias (1ª. Clase; 2007; Municipio Los Salias, Edo. Miranda);

Orden Ciudadano Ilustre, Concejo Municipal del Municipio Los Salias, Edo. Miranda, 2011.

¿Qué  la hizo decidir a  entrar en una Carrera de ciencia, de Ingeniería o de Matemática?

-“Siempre tuve facilidad para las matemáticas y las ciencias; mi primera profesora de química en bachillerato me estimuló a seguir esa carrera. Una vez obtenido el título de Licenciado en Química, tuve la oportunidad de ingresar como Estudiante Graduado al Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, en donde comencé mi aprendizaje bioquímico, que me llevó luego a hacer el doctorado en esa disciplina”

¿Por qué es importante para una mujer estar en el mundo de la ciencia?

-“Por las mismas razones que inspiran a un hombre: sed de conocimiento, interés por el quehacer científico, sentirse realizado en su intelecto, sentir que se está aportando conocimiento que podrá revertir en beneficio para la sociedad”

¿Quién o cuál es su inspiración para hacer ciencia?

-“La curiosidad científica y el saber son mi inspiración”

¿Cuáles son las principales barreras  experimentadas  y cómo las ha vencido?

-“Cuando comencé mi carrera como investigadora (1972), existían dos tipos de barreras:

(1) la sexual, ya que todavía no habían muchas mujeres en investigación científica en el país;

(2) profesional, ya que mi esposo y también colega y yo, no siendo médicos, estábamos incorporándonos con nuestras investigaciones en el campo de la biomedicina y esto era visto por los médicos de la época como una invasión de su territorio. Creo que esta barrera fue más dura de romper que la primera”

¿Tiene familia?

-“Estoy casada desde hace 42 años con Felipe San Blas, Ph.D. en Genética Microbiana, con quien compartí las responsabilidades en el laboratorio de Micología del IVIC hasta su jubilación. Desde ese momento, 1999, hasta 2010 pasé a ocupar la jefatura de dicho laboratorio. Tenemos tres hijos varones: Agustín, de 38 años, nacido con el síndrome de Down, hoy trabaja como asistente de catalogación en la Biblioteca Marcel Roche del IVIC y se mantiene con nosotros; Ernesto (37), Ingeniero Agrónomo, Ph.D. en Ecología, quien ahora se ha incorporado como investigador científico en el IVIC, siguiendo nuestros pasos; Felipe, Ingeniero Químico, Ph.D. en Mecánica de Fluidos, se radicó en Londres donde ocupa funciones gerenciales en el sistema bancario inglés. Además, mi esposo tiene un hijo mayor de una unión previa, Francisco, marino mercante, capitán de navío. Entre todos ellos nos han dado 8 nietos (5 varones y 3 mujeres) con edades comprendidas entre los 21 años y un recién nacido”

¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?

-“La lectura es mi pasión. Sobre todo, me gusta leer historia, política, novelas de autores contemporáneos destacados; me gusta la música, a lo largo de mi vida he estudiado piano, guitarra y cuatro, éste último un instrumento de 4 cuerdas, típico venezolano, el único con el que me he quedado y con el cual me acompaño para cantar (tengo registro de contralto y he participado en corales). También me gusta asistir al teatro. Y desde principios de enero de 2011 escribo una columna quincenal en el diario Tal Cual, de distribución nacional, columna a la que he llamado “Al compás de la ciencia”. En ella abordo temas de ciencia, educación y política, en relación a la realidad nacional. Los artículos hasta ahora publicados pueden ser leídos en www.miranda.gob.ve/cienciamiranda

¿Cuál sería su consejo para otras mujeres científicas?

-“Saber que para lograr éxito en la carrera científica no tienen que sacrificar una vida familiar, que pueden compartirse ambas facetas, si cuentan con una pareja que comparte responsabilidades a la par y que está dispuesto a asumir funciones domésticas para colaborar en el progreso de ella. Que al fin y al cabo, el equilibrio es la base para una vida plena”


 Conozca a Gioconda San Blas  a través de algunas fotos:

 

Gioconda y su bella familia

Con el staff del Laboratorio de Micología en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, IVIC.

Gioconda con dos de sus  ¡ 8 nietos !